Cultura

 
 

Carnaval de Limoux

Desde Enero hasta Marzo, el festival de Limoux desahucia el frío invernal con colores y música. Es uno de los festivales más antiguos, con una historia de 400 años, que seguro que le hará sonreir… y le contagiará ganas de bailar y participar.


Fetes

Para los gourmets …

Las trufas aparecen en Enero y Febrero… venga a olerlas y a probarlas… y averigüe cómo se encuentran. Podría incluso invertir en un roble trufero, y algún día encontrar un tesoro escondido en su jardín…


Ferias

Con tanta influencia española, también podrá encontrar corridas de toros y Flamenco en esta parte de Francia, aunque igual preferiría ver cómo se desenvuelven los jinetes franceses cuando los toros les persiguen por las estrechas calles de Magrie Feria.

 

Carnavales… Festivales… Música… Terroir… Mercadillos …

Vino

En Abril venga a pujar por botellas de vino local en Toques et Clocher, para apoyar (y después celebrar) la renovación de una serie de iglesias en la región – al estilo Midi, con música, comida y vino de sobra. Claro que también podrá degustar vino local en uno de los múltiples ‘domaines’ de la zona; disfrute de tours vinícolas o cursillos cortos en el Domaine Gayda, desde 30 euros. Póngase en contacto conmigo para más información.


Música

Aquí podrá disfrutar de la música durante todo el año. Bandas de carnavales, trovadores, cantos y recitales de órgano en abadías e iglesias; un concierto de piano en Pennautier, jazz bajo los castaños… y el 21 de Junio la zona vibra con el Festival Nacional de Música. En los calurosos meses de Julio y Agosto, venga a ver conciertos y obras medievales en el teatro de la Cité, al aire libre.


Mercadillos y Vide Greniers

Podrá visitar varios mercadillos durante todo el año y así aprovechar para comprar productos frescos, o también para charlar y socializarse, o bien para tomar un café y observar a la muchedumbre. El domingo es el día de los rastrillos, donde podría tener suerte y encontrar alguna ganga del año catapún – o simplemente puede ir para cotillear las cosas que los franceses guardan en sus áticos.